miércoles, 9 de octubre de 2013

Mi primera aventura en... ¡La PARIS FASHION WEEK!

HOLA, HOLA, HOLAAAAAAAAAAA de nuevo!!

Me he pasado sin actualizar tanto tiempo, no? Muy mal... Aunque mi excusa es que durante este tiempo he estado acomodándome y adaptándome a la ciudad, al clima, la universidad, a la gente (muy importante!) y también, porque hace unos días recibí un comentario de una seguidora que se alegraba de que hubiera otra blogger en París y que se había leído todas mis entradas! jajaja :D Desde aquí, le doy las gracias por haber hecho el esfuerzo de leerlas y porque me ha motivado a escribir esta nueva.

En fin, qué cantidad de cosas me han pasado durante este mes... Pero sin duda, de la que no me olvidaré jamás es del día que fui al desfile de Zadig&Voltaire el último día de la Paris Fashion Week. Increíble. No tengo palabras. Tuve tanta tanta suerte! Será verdad aquello que decía Paulo Coelho de "cuando quieres algo de verdad, las estrellas y el universo se conjuran para hacerlo realidad". Y tan realidad!!!

Os cuento... Era el último día de la Semana de la Moda en París, ese día yo no tenía ninguna clase y para colmo, hacían el desfile de una de mis marcas favoritas: Zadig&Voltaire. Había oído y leído por algún lado que si no tenías invitación, no podías entrar al desfile PERO que existía una cola dónde esperabas y (si había suerte) te dejaban entrar si no se llenaba el desfile.

Como me apetecía tanto, me arreglé un poco y me fui directa al Palais de Tokyo. Una vez allí, mientras esperaba fuera, salió una chica taaaaaaan delgada que me supuse que sería una de las modelos porque se le caía la ropa... uff, nada agradable de ver. Así que pensé: vamos a hacernos la niña tonta y a ver si consigo que me deje entrar o al menos que diga si hay posibilidades... Cómo era de esperar, me espetó que no podía hacer nada por mí... Pensé que era taaaaaaaaaan simpática esa chica escuálida y más blanca que el papel (sin ofender a la gente de piel súper blanca pero es que parecía un blanco nada sano...).

Pero cómo soy más tozuda que una mula, no desistí en el intento. Entonces, vi que dónde yo me estaba esperando había una chica con el pase de la gente de la organización del evento y pensé: "ésta es la mía!". Me acerqué dónde ella y le pregunté si era muy difícil entrar, que era mi primer año, bla bla bla con cara de corderito degollado a ver si colaba. Y COLÓ! Me dijo que estuviera unos cinco minutos antes del desfile que una compañera suya me haría entrar porque era muy fácil y no habría problema alguno. Resultó que la chica trabajaba para la televisión francesa y yo... más feliz que una perdiz! Pero manteniendo la calma a ver si se me j*día el plan y era una broma o se estaba cachondeando de mi...

Me fui a tomar algo y volví unos 20 minutos antes al mismo sitio a seguir esperando a mi "contacto" que me haría entrar. Pero luego me pasó lo más alucinante y casual de mi vida... Detrás de mí oí a un par de personas hablando español y eso que me giró para preguntar a ver si con la confianza de ser española me dirían cómo entrar (ya ni me acordaba de la chica de la televisión... Soy tan despistada) y se giran y la chica era nada más y nada menos que ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡GALA GONZÁLEZ!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Para la gente que no sigue el mundo de las bloggers y la moda no entenderá mi alucinanción, sorpresa, felicidad y cualquiera de los sinónimos correspondientes pero yo... Es que no cabía de gozo!!!! Hacía unos segundos estaba yo cotilleando por Instagram las fotos de The Blonde Salad, Gala González, etc. que habían tomado en París esos días y va y me encuentro a una de ellas...
MUY FUERTE!!!!!


¡He aquí la prueba!

Total, que empiezo a preguntarle de todo: qué hacía estos días en París aparte de los desfiles, si iba a estar más días... Cuál amigas de toda la vida! jajajaja Y por supuesto, le pedí una foto para guardarla en mi memoria para siempre. Luego, al preguntarle por cómo entrar al desfile me dijo si quería su entrada que ella no la necesitaba... ¡¡¡CLAROOOOOOOO!!! ¿¿Quién iba a decir que no?? Si ya estaba alucinada con lo de antes, en ese momento ya estaba fuera de órbita... Y aquí abajo la otra prueba de que me la dio y pude entrar al desfile... ¡¡DETRÁS de ella!!


¡Momentazo!

Así que cómo podéis comprobar, fueron los 15min más intensos, divertidos, emocionantes e intrigantes que he pasado (de momento!) en París. Y recalco lo de intrigante porque una vez sentada detrás de ella, se suponía que yo estaba ocupando el sitio de otra persona y me estaba muriendo literalmente sólo pensando que iba a venir esa persona y yo me tendría que levantar... Pero ¡no!


Por eso digo que tuve tantísima suerte ese día... Fue de esos días que tienes como mucho una vez al año que todo va perfecto y nada sale mal... Sin duda fue una aventura en toda regla y espero que durante este año me pasen muchas más y de todo tipo para así recordar París con una sonrisa en mi boca!


Hasta aquí, me despido!



À bientôt !







PD: Dejo otra "prueba" de mi encuentro con Chiara Ferragni o más conocida como "The Blonde Salad".



Lo dicho: ¡¡¡QUÉ SUERTE TUVE!!!


2 comentarios:

  1. Ciao! Bel post! Volevo dirti che dopo molto tempo sono riuscita finalmente a pubblicare sul blog... Passa a dare un'occhiata se ti va!

    ResponderEliminar